18-02-2013

PIMA AIRE: impulso inversor.

En los difíciles momentos que vive la economía española, hay un sector que no ha puesto un cortafuegos a las inversiones en España. El sector del automóvil ha anunciado inversiones por encima de los 2.000 millones de € por parte de prácticamente todas las marcas instaladas en España.

Y además, gracias a los efectos multiplicadores del automóvil sobre otros sectores, se genera crecimiento económico en nuestro país y se inyecta confianza. En este sentido, muchas voces preguntas, ¿por qué se el automóvil?

Sin dejar las grandes cifras del sector, 10% del PIB, casi 20% de las exportaciones totales del país, etc., hay algunos motivos que hacen que el automóvil sea en estos momentos un polo de visibilidad internacional. Toda Europa se vuelve a mirar a España en positivo, y conecta con la industria del automóvil.

Medidas como el Plan PIMA Aire aprobado por el Gobierno a iniciativa del Ministerio de Medio Ambiente es un claro ejemplo de la apuesta de un Gobierno hacia un sector que genera crecimiento económico, atrae inversiones y beneficia a la sociedad, renovando un parque antiguo de furgonetas que produce impactos medioambientales en la calidad del aire de las ciudades.

El PLAN PIMA Aire es una medida destinada a la inversión, permitirá la renovación de la principal herramienta de trabajo de profesionales, autónomos, pymes y emprendedores, que son parte fundamental del tejido empresarial de este país. Es una nueva medida de crecimiento y de confianza.

Y este tipo de medidas pineras en España y en Europa para este segmento concreto de vehículos es un mensaje excelente para el inversor extranjero y que sirve para consolidar la confianza que demuestra la industria internacional del automóvil en España.

Pero además de estos aspectos, hay que hacer referencia a la “cultura de la negociación” que ha imperado en el sector del automóvil durante muchos años y que la reforma laboral ha potenciado. El convenio de empresa, a través de las negociaciones entre empresarios y agentes sociales, ha sido una de las claves para continuar atrayendo inversiones y nuevos modelos a nuestras factorías.

Y otra clave es el fuerte tejido empresarial de componentes existente en España. Y tampoco podemos olvidar, la calidad, y la gran versatilidad de los vehículos que se hacen en España. En nuestro país se fabrican turismos, vehículos comerciales, camiones, todo terrenos, etc.

Por último, también es importante el concepto de fábrica global. España exporta vehículos a más de 130 países de todo el mundo. La calidad del “made in Spain” es reconocida.

En definitiva, medidas de crecimiento y de impulso como el recién aprobado Plan PIMA Aire para vehículos comerciales, no sólo es bueno para la economía y la sociedad española, sino también de cara a la visibilidad internacional que tanto influye a la hora de adjudicar nuevas inversiones industriales.

Plan PIMA Aire, una buena noticia más para seguir trabajando y mejorando en la competitividad y atractividad de este sector de automoción que tanto representa para España.

Publicado por Publicado por el Diario la Razón

Blog ANFAC

 

Búsqueda por fecha

 

 

 

 

 

 

 

www.flickr.com

 

 

 

© 2012 Anfac • Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones