28-12-2012

El liderazgo de la mujer en el sector del automóvil

El sector del automóvil es un sector tradicionalmente masculino, muy ligado al mundo fabril. Por ello cuándo en los años 50 surgen las primeras plantas de fabricación de automóviles en España, socialmente estaba mal visto que las mujeres trabajaran en la cadena de montaje ya que se trataba de trabajos rígidos y pesados, que a las mujeres les iba a costar desempeñar.

Esta situación actualmente ha cambiado de manera sustancial y en la cadena de montaje de cualquiera de las fábricas de automóviles instaladas en nuestro país podemos encontrar mujeres, siendo la media actual de las mismas dentro del grupo profesional obrero del 11,49%, e incluso hoy existen puestos reservados exclusivamente a ellas, como son los puestos de montaje de piezas pequeñas dónde se requiere tener una mayor habilidad en el manejo de las mismas.

Pero por lo que se refiere a la presencia de mujeres en los puestos Directivos de las empresas automovilísticas la evolución ha sido aún más lenta. Y aunque si bien desde que se constituyo ANFAC en el año 1977, solamente ha habido dos mujeres miembro de la Junta Directiva, en la actualidad contamos con un Comité de Directivos donde la paridad es del 40%.

Claro que esto no solo ocurre en nuestro sector, y la evolución de la mujer en los puestos de responsabilidad es lenta, 4 mujeres ministro, 3 mujeres Presidentas Autonómicas, 37,4% Diputados mujeres, 34,3% Senadores mujeres. Y solamente el 11,5% de los consejeros de las empresas que cotizan en el IBEX 35 son mujeres. De ahí, la reciente propuesta de legislación de la Vicepresidenta de la Comisión Europea, Viviane Reding, en la que se establecen objetivos para alcanzar la paridad de sexos en los Consejos de Administración de la empresas que cotizan en las bolsas europeas exigiendo una cuota mínima del 40% para el 2020.

Y yo me pregunto en la situación económica actual por la que está atravesando España, los empresarios, ¿se pueden permitir el lujo de cometer el error estratégico de renunciar al 50% del talento?, ¿No deberíamos apostar por modelos que valoren la preparación, la valía y el rendimiento?.

Lo que está claro es que no debemos centrar el debate entre la distinción entre Hombre y Mujer, si no en la persona. La persona es la clave para el éxito de las organizaciones, privadas y públicas, personales y profesionales. La apuesta por la PERSONA es el activo más importante. Y esto ha sido así siempre: ayer, hoy y mañana.

La persona es la clave de la estrategia empresarial, se necesita por lo tanto un cambio de cultura, de estructuras y de mentalidad: un liderazgo integrador complementario que no excluyente, nuevas estrategias empresariales para alcanzar la excelencia y la igualdad de oportunidades.

Lograr la igualdad y la plena conciliación es un asunto de interés prioritario para todos, un derecho y un deber, en definitiva un reto colectivo.

“Lo que el hombre necesita no es vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta que merezca la pena”. (Victor Franklin)

Publicado por Teresa Herrero

Blog ANFAC

 

Búsqueda por fecha

 

 

 

 

 

 

 

www.flickr.com

 

 

 

© 2012 Anfac • Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones