03-01-2014

España, la gran sorpresa de 2014,

España puede ser la gran sorpresa del 2014 en el contexto internacional y la industria del automóvil será la columna vertebral donde apuntalar la recuperación económica y potenciar la reindustrialización del país. Estamos ante una oportunidad única para cimentar el futuro de nuestro país, de nuestras generaciones futuras.
Nuestras fábricas y nuestros productos están preparados para aprovechar la inercia de crecimiento del comercio mundial. El automóvil ya está sirviendo de motor al crecimiento:
• Crecemos y creceremos en producción y exportaciones. En 2013, fabricaremos un 9% más (2,2 millones de vehículos) y en 2014, produciremos 2,4 millones, un paso intermedio hacia nuestra “hoja de ruta”, el Plan 3 Millones, para alcanzar esa fabricación en España en el año 2016-2017.

Además, el automóvil genera un valor añadido exterior básico. Este año el superávit comercial del automóvil superará los 14.000 millones de €, afianzando la recuperación económica y la imagen internacional de España como país “top” productor de vehículos.

• Aumentamos y aumentaremos las inversiones. Estamos asistiendo a un ciclo inversor sin precedentes en el sector. Más de 3.500 Millones en apenas un año. En los próximos 12 meses se podrán anunciar 1.500 millones adicionales.

• Generamos y generaremos empleo. Más de 2.400 puestos de trabajo en el primer semestre del año 2013 nos permiten ser optimistas de cara al año 2014.

• Las condiciones de financiación, exportación, producción y empleo, son la antesala de la vuelta al crecimiento y en estos cuatro ingredientes, el automóvil aporta su valor añadido. Producimos más, exportamos más, generamos más empleo, invertimos más y nuestras financieras de marca, otorgan más financiación.

• Sólo falta el consumo. Los Planes PIVE y PIMA Aire han sido elementales en 2013. Han hecho que el mercado español termine el año en positivo. En la UE, de los mercados principales, sólo Reino Unido y España crecerán. No obstante, seguimos en volúmenes bajos. Por ello, los planes PIVE y PIMA, son tan importantes como medida de estímulo con un efecto transversal en fiscalidad, medio ambiente y seguridad vial.

La automoción es un sector que ofrece soluciones y potencia la generación de riqueza sobre esas sinergias. Para ello, en 2014, hay que continuar con el proceso de reformas ya iniciado. No hay lugar para la autocomplacencia, todavía hay camino por recorrer. Es muy larga la lista de necesidades pendientes de atender para nuestra industria: costes de energía, mayor acceso al crédito, más avances en logística, mejor orientación de las políticas de I+D, mayores avances en la reforma del mercado de trabajo y formación, liberalización de servicios, ilegalidades en la postventa, simplificación de la estructura del Estado/unidad de mercado y la fiscalidad, etc.
Pero, es el momento de volver a valores como el esfuerzo y el sacrificio de todos. Estamos poniendo los pilares para abandonar el furgón de cola. De esta podemos salir y lo haremos. Queremos crecer de forma sostenible e inteligente y el año 2014 ofrece estas posibilidades, tenemos que aprovecharlas. Una economía basada en la tecnología, el conocimiento y la industria… es posible.

Publicado por Mario Armero

Blog ANFAC

 

Búsqueda por fecha

 

 

 

 

 

 

 

www.flickr.com

 

 

 

© 2012 Anfac • Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones