13-03-2014

I+D, una oportunidad para el cambio

Desde ANFAC pensamos que la innovación, que la tecnología es una de las columnas que deben sostener el avance hacia la reindustrialización de España. Es una de las claves del Plan 3 Millones y una pieza importantísima en el desarrollo de la industria del automóvil. La tecnología y la innovación son elementos de futuro y presente, y el automóvil es un sector de presente y también de futuro.


Los consumidores quieren que el vehículo sea una prolongación de sus teléfonos, no quieren renunciar a sus aplicaciones cuando se ponen al volante. Se calcula que para el año 2020 (según IBM), el 90% de los coches tendrá implementado alguna función de conectividad cuando ahora no pasamos del 10%.


El sector del automóvil en Europa invierte un total de 32.000 millones de € al año, es decir, el equivalente al 5% de su facturación, y la mayoría de esas inversiones han ido destinadas a aspectos como la seguridad y el medio ambiente, aspectos directamente relacionados con el vehículo conectado. El automóvil es con mucho, el mayor inversor en I+D en Europa, representa aproximadamente el 25% del total de las inversiones en I+D en Europa y registra al año cerca de 9.500 patentes por año.

Los fabricantes de automóviles españoles, no sólo mantienen una muy relevante actividad industrial, sino que también desarrollan una muy importante en I+D+i tanto en productos como en procesos, destacándose la áreas relacionadas con la seguridad y arquitectura de los vehículos, la energía y el medio ambiente y la productividad y calidad de procesos industriales.

En España, según estimaciones basadas en cálculos del INE, el sector del automóvil invierte en torno a 1.000 millones de euros anuales en I+D, empleando a más de 7.000 personas sólo en esta área.


En definitiva, para impulsar una positiva reindustrialización a nivel europeo, es preciso promover la innovación y continuar mejorando los conocimientos y habilidades. Y aquí, es donde surge la oportunidad para nuestro país. España, ha sido tradicionalmente un destino atractivo para la inversión extranjera directa, gracias a la excelencia de sus actividades manufactureras.


A la hora de invertir en centros de investigación, el coste de personal es la variable a la hora de elegir país de destino. Pues bien, según el estudio realizado por la Association Nationale de la Recherche et de la Technologie (ANRT) acerca de los costes de investigación en Europa, las empresas que pretenden abrir o ampliar sus centros de I+D deben focalizarse en aquellas regiones que les permitan obtener el máximo retorno de la inversión.

La competencia para atraer la actividad investigadora de las grandes multinacionales es cada vez mayor. Este Estudio refleja que España se encuentra en la segunda posición del ránking, con los menores costes medios de investigador después de introducir el impacto de los incentivos fiscales. Lo dicho, una oportunidad para crear valor añadido, una oportunidad para el cambio.



Publicado por David Barrientos

Blog ANFAC

 

Búsqueda por fecha

 

 

 

 

 

 

 

www.flickr.com

 

 

 

© 2012 Anfac • Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones